¿Enseñamos estadística para un aprendizaje a largo plazo?

¿Son los cursos de estadística, para estudiantes y profesores, los más fáciles de matemáticas? ¿Los profesores tenemos claro cuáles son las ideas y conceptos importantes? ¿Siempre disponemos de datos listos para usarse? ¿Son los temas partes de un rompecabezas fácil de armar para usarlos en una investigación o toma de decisiones ante una situación de incertidumbre que se nos presente?

El curso introductorio a la Estadística en el nivel universitario mete en muchos problemas al profesor de estadística. Por una parte, se enfrenta a estudiantes que, previamente y en la mayoría de los casos, sólo se han dedicado al estudio del azar y el análisis de datos muy ligeramente. Por otra, a un currículo exhaustivo que quisiera solventar los huecos de toda la educación básica y media en un solo curso. El recurso inmediato (y casi unánimemente aceptado) es recurrir a una enseñanza guiada por el devenir lógico y lineal de los temas. El análisis de datos en clase por parte del estudiante en un curso cuyo centro es, debiera ser, el conjunto de datos es casi imposible debido al tiempo que habría que dedicarle. Los problemas se parcializan y simplifican para tocar uno a uno los conceptos que se introducen en un orden deductivo cuando la solución de los problemas estadísticos requiere la conjunción entre las medidas de centralización, variación y posición, así como su vinculación con modelos probabilísticos. Sin embargo, ¿será posible lograr una enseñanza más holística? ¿qué ganamos y qué perdemos cuándo enseñamos como enseñamos?

A través de los cuestionamientos ¿qué queremos que nuestros alumnos recuerden a largo plazo? y ¿qué hacemos en nuestra clase para fomentar esos aprendizajes a largo plazo?, Roberto Behar nos invita a cuestionarnos sobre la coherencia que hay entre la forma en que impartimos estadística y los objetivos que perseguimos con nuestra enseñanza.

Los invitamos a reflexionar con nosotros y con Roberto Behar qué hacemos para enseñar estadística, cuáles son nuestras preocupaciones reales cuando nos ocupamos de organizar nuestra clase y qué podríamos hacer para mejorarla. La cita es el miércoles 9 de noviembre a la 1 PM (tiempo de México) en la sesión 91 del Seminario Repensar las Matemáticas.

Blanca Ruiz y José Luis Torres

Anuncios