Sesión 102

¡Bienvenidos a la sesión 102 del Seminario Repensar las Matemáticas! 

Experiencias, avances y desafíos en la enseñanza y aprendizaje de la escritura académica en Matemática Educativa

16 de mayo de 2018, 13:00 hrs, tiempo de México

En esta sesión Blanca Ruiz Hernández del Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey y  José Luis Torres Guerrero, del CECyT 07 del IPN, dialogará con:

Jesus Enrique Pinto Sosa

(Universidad Autónoma de Yucatán, México)

El material alrededor del cual girará este diálogo será:

material de referencia

Ranz, A. E. y Pinto, J. E. (2017). Vivencias de estudiantes universitarios durante su proceso de adquisión de la escritura académica. Estudio de caso. Presentada en en el XV Congreso Internacional de Análisis Organizacional. Villahermosa, Tabasco.

material de referencia

Pinto, J.E.  (2017). Iniciación a la escritura académica. Cuaderno de trabajo. Universidad Autónoma de Yucatán.

Analiza los documentos de referencia, reflexiona sobre los contenidos e interacciona con el  investigador invitado y otras personas interesadas en México, Colombia y otros países en profundizar sobre los resultados de la investigación educativa y la forma en cómo vincularlos con la práctica docente.

Para tener acceso al video, da click en la siguiente imagen: 

Anuncios

35 comentarios en “Sesión 102”

  1. Hola a todos y todas.
    ¡Bienvenidos!

    Gracias por participar en el ciclo 13 del “Seminario repensar las matemáticas” donde en esta ocasión hablaré sobre las “Experiencias, avances y desafíos en la enseñanza y aprendizaje de la escritura académica en matemática educativa”.

    La charla girará en relación a cuestiones críticas que permitirán abordar los diferentes aspectos de interés, las cuales serán:

    a. ¿Tiene la escritura académica particularidades específicas para el ámbito de la matemática educativa? Si es así, ¿cuáles son? y ¿en qué se distingue?, o bien, ¿qué elementos comparte con otros campos de investigación?

    b. ¿Por qué al estudiante le cuesta trabajo escribir un texto académico? y ¿qué diferencia existe entre la producción y experiencia entre un estudiante de licenciatura, maestría y posgrado?, ¿qué elementos favorecen y no favorecen en el desarrollo de la escritura académica?

    c. ¿Existe una única manera de escribir textos académicos desde la matemática educativa? ¿de qué depende? ¿cuál es el proceso de adquisición de la competencia escrita?

    d. ¿La escritura académica se debe desarrollar en la licenciatura o los posgrados en matemática educativa?, ¿qué favorece desde la experiencia y vivencia de los estudiantes?, ¿qué favorece desde la experiencia y vivencia de los profesores e investigadores?

    e. ¿Qué avances y desafíos enfrenta la matemática educativa en cuanto al desarrollo de la escritura académica en futuros investigadores?

    Es una alegría este espacio. Sigamos dignificando nuestra profesión. ¡Comenzamos!

    Jesús Pinto
    Universidad Autónoma de Yucatán

    1. La escritura en matemáticas
      Buenos días:
      En el bachillerato no existe escritura en el área de matemáticas, pero creo que debe ser necesaria, no sólo para los estudiantes, sino para los profesores también. Mi experiencia como alumna es que los problemas matemáticos se enseñan aislados y descontextualizados y lo que podría ser una experiencia de conocimiento se pierde, porque se le da importancia al proceso y al resultado, más que a la descripción de lo que se hace con las fórmulas.
      En este sentido se pierde la relación entre las asignaturas y se le da menos importancia a la escritura y la lectura, así tampoco se le da importancia al código de las matemáticas, todo se da por sentado. Falta mucho por trabajar en el binomio escribir-matemáticas, leer e interpretar el código.

      Evelyne Suárez Hortiales
      IPN-CECyT 15 “DAE”

      1. Estimada Evelyn,
        Tienes toda la razón del mundo. Incluso los alumnos se muestran extrañados cuando nos atrevemos a solicitarles que describan sus razonamientos con palabras (¿por qué esa fórmula o esa ecuación? ¿cuáles son los supuestos que hay detrás de la elección de un modelo?) . Hay quien dice: “estamos en clase de matemáticas no de literatura o lengua”. Pero la escritura vincula y da sentido a muchos problemas, pero también hace que los estudiantes sean concientes de por qué hacen las cosas.
        Un saludo.
        Blanca Ruiz
        Tecnológico de Monterrey

        1. Razonamiento con palabras
          Hola estimada Blanca,
          Me recordaste a mis alumnos de Mecánica Clásica, incluso se molestan cuando en las evaluaciones se les solicita describir conceptos. En otro orden de ideas, quiero compartir a propósito del razonamiento escrito, que he visto algunos libros de matemáticas de nivel primaria, donde a los alumnos se les proporciona el algoritmo y se les solicita que planteen el problema. Lo que comentan algunos profesores es que eso quita mucho tiempo y les demanda más habilidad cognitiva. Considero que es una estrategia interesante, incluso bien planeada podrían sacar mayor provecho de esta estrategia.
          Saludos
          Fabiola Escobar
          Academia de Física
          Escuela Superior de Ingeniería Química e Industrias Extractivas- IPN

  2. Estimados colegas y Dr. Jesús Enrique Pinto Sosa
    Interesante documento, gracias por compartir
    Demanda de habilidades cognitivas
    La comunicación oral y en particular la escrita, requerida en la universidad implica demandas cognitivas, discursivas y sociales. En el área científica y académica se requiere de habilidades para redactar textos con coherencia. La escritura como instrumento para transformar al profesional, investigador y autor como social.
    ¿Cuáles son los problemas a los que se enfrentan la comunidad para apropiarse y poder manejar la escritura académica?
    ¿Cuáles serían esas demandas cognitivas, discursivas y sociales para potenciar textos académicos, pero sobre todo si existe un plan para ayudar a la mejora?
    Sería posible si nos hablara de la conciencia teórica sobre el estatuto epistemológico de los conceptos y las categorías para la construcción del pensamiento matemático

    Domingo Márquez Ortega
    FES-Cuautitlán UNAM

  3. Estimados colegas y Dr. Jesús Enrique Pinto Sosa
    Interesante documento, gracias por compartir
    Constructo Matemático
    La comunicación oral y en particular la escrita, y concretamente de la matemática donde su carácter simbólico del conocimiento la pone en una condición privilegiada, dado que sin poseer existencia física real, pone un sentido, por lo que es una teoría de símbolos y no de cosas” (Cassier 1982:96), por lo que las teorías científicas requieren de una concepción ontológica
    ¿Cómo poder llevar esto a los diferentes niveles educativos para de comprensión coherente y manejo de los textos?
    Domingo Márquez Ortega
    FES-Cuautitlán UNAM

  4. Estimados colegas y Dr. Jesús Enrique Pinto Sosa
    Interesante documento, gracias por compartir
    Redacción textual con sentido
    Muy interesante el documento iniciación a la escritura académica. Cuaderno de trabajo, donde se plasma las características de la investigación educativa, sirve para todo un caso de estudio teórico practico, como ser congruente con la redacción para plasmar el escrito. Le felicito es de gran utilidad.
    Los estilos de aprendizaje, los estados emocionales incrementan la cognición y el cumplimiento de las expectativas el desarrollo de las actividades son de gran importancia con base en y trabajo, ensayo, tesis, ponencia, texto académico, reporte científico.
    ¿Podría ampliarnos más o dar un ejemplo de las normas básicas con base a la valoración del producto académico Lacónico?
    Domingo Márquez Ortega
    FES-Cuautitlán UNAM

  5. Escritura en el bachillerato

    Muchas gracias por tu participación Jesús.
    Para los profesores de bachillerato, en particular de matemáticas, parece ser algo ajeno la escritura pero yo creo que es necesario que los estudiantes aprendan también a comunicar y defender su posición por escrito. Cuando se les solicita un reporte de la resolución de un problema, difícilmente pueden explicar lo que hicieron y por qué lo hicieron. ¿Cómo se relaciona esto con la escritura académica?
    En el documento dice que al llegar a la universidad se espera que “cuenten con la experiencia, actitud y habilidad, para desenvolverse como escritores académicos”, pero si no hay un trabajo en el bachillerato (incluyendo las clases de matemáticas) en el sentido de enseñarles a comunicarse, no podemos esperar que se superen los resultados que mencionan en pruebas como pisa. ¿Recomendarías el uso de materiales como el cuaderno de trabajo que desarrollaste? ¿cómo lo ajustarías a la clase de matemáticas?

    Nuevamente gracias

    Adriana Gómez Reyes
    CECyT 13, IPN. CCH Sur y Ciencia Forense, UNAM.

    1. Estimada Adriana, cordial saludo.
      Coincido con tu postura acerca de la necesidad de implementar estrategias desde el bachillerato para formar a los estudiantes en la escritura de textos académicos.
      En un nivel básico considero que podrían desarrollarse las actividades de la 1 a la 16 del cuaderno de trabajo.

      Olga E Botero H
      Universidad de Antioquia
      Colegio Gimnasio Los Pinares
      Medellín, Colombia

    2. M e t a c o g n i c i ó n

      Estimada Adriana, estimados colegas:

      La escritura en matemáticas, particularmente los aspectos a los que se refiere Adriana sobre que los estudiantes reflexionen sobre cómo resuelven un problema y por qué lo resolvieron de esa manera, está relacionada con varias de las competencias genéricas y matemáticas que los estudiantes deben desarrollar.

      Así como a resolver problemas se aprende resolviendo problemas, también a elaborar reportes del trabajo matemático se aprende haciéndolo, pero esta actividad debe ser valorada (por profesores y por la escuela en sí) en el salón de clases. Así que si queremos que no sea difícil que nuestros estudiantes lo hagan, debemos incluir actividades de aprendizaje que incluyan la elaboración de reportes.

      ¿Cómo se relaciona con la escritura académica?, de acuerdo con lo comentado por Jesús Pinto y otros matemáticos educativos y mi propia experiencia con estas actividades en el salón de clases, está directamente relacionado con la metacognición, con el cómo pienso sobre lo que pienso, factor importante para el aprendizaje de las matemáticas y otros dominios.
      Los invito a ver la sesión 33 del Seminario que tiene que ver con el Desarrollo de competencias genéricas en matemáticas.

      Saludos cordiales.

      Liliana Suárez Téllez
      Docente de la Coordinación General de Formación e Innovación Educativa, IPN.
      Profesora de la Maestría en Docencia Científica y Tecnológica, IPN.

    3. Hola Adriana,
      Efectivamente en un reporte de resolución de un problema los estudiantes no están acostumbrados a dar un por qué. Desde mi perspectiva esto se relaciona con el aprender a argumentar. Son muchos los artículos en donde se encuentran conclusiones que no se sostienen en los resultados de la experimentación. Eso se da por que no se sabe argumentar. No se sabe partir de los elementos que se eligen para seleccionar un modelo y llevarlo hasta una conclusión bien sustentada. En matemáticas se favorece la solución y llegar al resultado, muchas veces sin ni siquiera comprobarlo. Escribir una justificación de su procedimiento no sólo favorecería una mayor estructuración de pensamiento sino también una reflexión metacognitiva por parte del mismo estudiante.
      Blanca Ruiz
      Tecnológico de Monterrey

  6. La escritura en la evaluación

    Una forma de observar lo que han logrado nuestros estudiantes, a partir de como se comunican, el uso que hacen de los conceptos y como explican las relaciones y los procesos. ¿Cómo se puede analizar esta información con el fin de mejorar la evaluación y tener una retroalimentación efectiva?

    Adriana Gómez Reyes
    CECyT 13, IPN. CCH Sur y Ciencia Forense, UNAM.

    1. Hola Adriana,
      La retroalimentación efectiva no es tan simple. Desde la escuela cuando pensamos en la retroalimentación se vislumbra dar la solución al problema. Lo que se espera es que el estudiante haga lo que le indicas para llegar al resultado o bien que observe la solución y él mismo detecte sus errores. Pero los errores de los estudiantes están sustentados en razonamientos erróneos. La expresión verbal o escrita de un procedimiento ayuda a detectar cuál es ese pensar erróneo y encausarlo. Generalmente cuando a un estudiante le dices que está mal se desconcieta y su pregutna inmediata es ¿por qué estoy mal?, asombrados de estarlo. La escritura matemática es sintética y sólo es accesible para el que la entiende. Las palabras son la forma de descifrar esa síntesis y de conocer cuál es el razonamiento que está detrás del error.
      Claro, hacer esto en nuestras clases es todo un reto.
      Saludos.
      Blanca Ruiz
      Tecnológico de Monterrey.

  7. Estimado Jesús Enrique Pinto, cordial saludo.
    Las dificultades que presentan los estudiantes universitarios frente a la escritura de textos académicos, debería tratar de evitarse desde los primeros grados de la educación básica. Teniendo en cuenta que el acceso a material de lectura cualificado y la exigencia de verse enfrentados a escribir textos de calidad, son elementos importantes para comenzar a cualificar el proceso de escritura, ¿cómo incorporar en la educación básica estos dos elementos?, más cuando la mayoría de nuestros estudiantes presentan de manera frecuente la sensación que no comprenden lo que leen. ¿Desde su experiencia, tienen alguna sugerencia del nivel que debe manejarse en la escuela primaria para no dejar la responsabilidad de enseñar a escribir textos académicos sólo a la secundaria o a la universidad?

    Muchas gracias

    Olga E Botero H
    Universidad de Antioquia
    Colegio Gimnasio Los Pinares
    Medellín, Colombia

  8. Estimado Jesús Enrique Pinto, cordial saludo.
    Muchas gracias por compartir con los asistentes al Seminario, el cuaderno de trabajo para la iniciación a la escritura académica.
    Considero que, incluso quienes somos maestros de pregrado y posgrado, deberíamos realizar las actividades que se nos presentan, como una manera de medir y a la vez cualificar nuestro propio nivel de escritura académica y así poder orientar de una manera más efectiva a nuestros estudiantes.

    Muchas gracias

    Olga E Botero H
    Universidad de Antioquia
    Colegio Gimnasio Los Pinares
    Medellín, Colombia

  9. Estimado Jorge Enrique Pinto, cordial saludo.
    ¿Han considerado incluir en la investigación en curso, el trabajo con el cuaderno de trabajo y luego evaluar su impacto en el desarrollo de los estudiantes participantes?
    ¿Tienen sugerencias específicas según la población con la que se trabaje dicho cuaderno?, es decir, para estudiantes de bachillerato, profesores en ejercicio, estudiantes universitarios de licenciatura en matemáticas o docentes universitarios?

    Muchas gracias,

    Olga E Botero H
    Universidad de Antioquia
    Colegio Gimnasio Los Pinares
    Medellín, Colombia

  10. Escritura crítica y analítica

    Estimado Jesús
    Los textos que nos compartes son muy interesantes y han provocado una reflexión importante para desarrollar una competencia que por tan obvia, en ocasiones se olvida impulsar.

    La escritura de textos académicos y textos científicos involucran procesos cognitivos complejos. La primera, se señala en el texto de referencia, “posee un potencial epistémico al ser un instrumento para transformar y acrecentar el conocimiento” ¿cómo desarrollar este potencial epistémico, para no solo atender a la forma de escritura sino al fondo de la misma para que llegue a expresar ideas críticas y analíticas?

    Saludos
    Ma. Eugenia Ramírez

  11. Hola Jesús

    Consideras que estos problemas de escritura ¿también las sufrimos algunos docentes? ¿Tienes, ademá de tu cuaderno, otras recomendaciones metodológicas para que los docentes pasemos de la escritura académica cotidiana a la escritura científica con los estudiantes?

    Ma. Eugenia

    1. Hola Maru,
      A mi me da la impresión de que cuando leemos un artículo de investigación en educación pensamos: “pero esto yo lo he vivido en mis clases, esto yo lo he observado. Esto yo lo podría hacer”. Yo creo que sí lo podríamos hacer, pero no lo hacemos. Escribir académicamente implica no sólo escribir sino también leer. No se trata sólo de expresar lo que yo he observado sino también conocer lo que otros han hecho y que me puede servir para sustentarme y mejorar. Implica un partir de lo que otros ya han escrito e ir más allá. La experiencia de ser profesor brinda mucha riqueza, pero ¿esa riqueza no se incrementaría si leyéramos lo que otros hacen? ¿por qué pensar que sólo podemos aprender de nuestra experiencia?
      Cuando leo un artículo y pienso que yo lo podría haber escrito, creo que lo pienso sólo porque ya está escrito, no porque realmente a mí se me hubiera podido ocurrir antes de que alguien más lo escribiera. En realidad la escritura académica es complicada. El esfuerzo de sinterizar y sustentar no se aprende con un solo escrito, ni solo. Se requiere el esfuerzo de una comunidad.
      Como dijo Jesús, ser concientes de que hay que comenzar a aportar esquemas y metodologías que ayuden a los estudiantes a escribir en matemáticas y en matemática educativa es algo en ciernes. Jesús tiene poco en esta área, pero nos alegra mucho que haya entrado.
      Un saludo.
      Blanca Ruiz
      Tecnológico de Monterrey

  12. Buena tarde a todos los participantes.
    Dr Jesús Pinto, si bien su investigación está en desarrollo y se enfoca a los aspectos epistemológicos de la escritura matemática,. ¿Qué influencia considera Ud tiene el estudio del Español en los primeros años escolares en el desarrollo de habilidades de comunicación escrita posterior? ¿Qué piensa Ud sobre el uso de las TIC en el sentido de su investigación?

  13. Buena tarde nuevamente.
    Considero que no sólo es un problema que se presenta en Maestría o Doctorado, seguramente algunos colegas que imparten en nivel medio superior podrán comentar al respecto, es una problemática que está latente en su práctica diaria.

    1. Hola Fernando,
      Ciertamente no es solo un problema en maestría o doctorado, sin embargo, el punto es que las maestrías y doctorados se enfocan a la formación de investigadores y los productos de la investigación deben ser escritos. Un investigador que no sabe escribir no va a poder difundir los resultados de sus investigaciones. Lo asombroso es que los posgrados dan por hecho que los estudiantes que llegan a posgrado saben escribir y no sólo eso, sino que sabrán hacer escritos académicos. Si bien es cierto que el tener la habilidad de escritura no académica ayudará a los estudiantes de posgrado, hay que enfocarlos a la escritura académica porque no se tienen las mismos requerimientos y tiene sus propias normas.
      Lo bonito de cuestionar la escritura académica es que también surgen los problemas de la escritura cotidiana y la escritura en matemáticas. Podríamos hablar de la fama de los ingenieros que son buenos en matemáticas y malos para escribir y hablar. La escritura en matemáticas también es transparente. ¿Desde qué grado podríamos enseñar a nuestros estudiantes a escribir en matemáticas? ¿desde que grado podríamos comenzar a pensar en enseñarlos a argumentar y estructurar? Tienes razón la problemática es mucho más amplia.
      Un saludo.
      Blanca Ruiz
      Tecnológico de Monterrrey

  14. Felicidades, Jesús, por el problema que abordas de la escritura en estudiantes. Sin duda alguna ésta ha sido una de las grandes dificultades para la consolidación de nuestra comunidad de investigación en matemática educativa latinoamericana. En particular para estudiantes de postgrado, ¿qué actitudes se deberían fomentar y acciones se deberían hacer para superar este problema como comunidad?

  15. Buenas tardes a todos…
    Es importante los aportes dados en los textos. Sin embargo, además de las preguntas que plantea el autor, me surgen algunas ideas que parten de algunas afirmaciones, como ésta: El texto dice: “Autores como Ortiz (2011), Hernández (2009) y Roldán (2011) han hecho evidente que los estudiantes manifiestan que a pesar de que se esfuerzan en investigar, citar y escribir sus documentos, siguen obteniendo bajas calificaciones debido según los profesores a que los escritos presentados están, faltos de originalidad y
    que solo reproducen ideas de otros autores o bien que sus ideas no tienen sentido”
    A lo largo de mi experiencia, me he preguntado ¿Cómo establecer una idea original en la escritura de un texto académico? Cuando se escribe, se solicita que sean sustentadas las ideas o afirmaciones con base en otros autores o investigaciones, dada esta premisa ¿Cuándo se vuelve una producción académica propia, si siempre deben estar respaldado en las ideas de otros? Además, con tanta producción en las redes ¿Cómo establecer que es propia y otros no lo han escrito?
    Gracias..

  16. Reflexión – Lectura – Escritura – Comprensión
    La escritura y lectura no deben ser una tarea exclusiva del área de Lengua Castellana (Caso de Colombia), dada en el bachillerato. Esta labor debe constituirse en una tarea conjunta de todas las áreas y de las familias. ¿Cómo se puede escribir un texto académico, sin un hábito en la lectura desde los años iniciales? En algunos colegios que he visitado, pregunto al colectivo de docentes sobre el problema que ven en los estudiantes que no resuelven problemas, y las respuestas más comunes son: “no saben leer ni comprenden lo que leen” “no entienden qué proceso matemático se desarrolla para su solución” Ahora, esto me lleva a preguntarles sobre el número de textos que leen los maestros, y para mi asombro, la mayoría de los maestros no leen ni mucho menos escriben. ¿Cómo estamos preparando a los estudiantes a la escritura universitaria, si no hay un hábito desde el bachillerato? ¿Cómo enseñar lo que no se sabe?
    Considero que para escribir, hay que leer mucho y para leer mucho, debemos tener el hábito.

    Lina María Muñoz Mesa
    Universidad de Antioquia – Grupo MATHEMA
    Formadora del Programa Todos a Aprender (Ministerio de Educación Nacional de Colombia).

  17. Reflexión sobre mi proceso de escritura

    A lo largo de mi licenciatura, no tuve un sólo maestro que me devolviera un texto para su ajuste, reescritura, edición y posterior revisión. Es importante promover en nuestros cursos, esta reflexión, como lo indica el documento, esperamos un texto (producto) y no la construcción por parte del estudiante (acceso a la información, información, producción textual y revisión). Creería que en este proceso, el estudiante saldría mejor preparado para que la producción de textos académicos se incremente.

    Lina María Muñoz Mesa
    Universidad de Antioquia – Grupo MATHEMA
    Formadora del Programa Todos a Aprender (Ministerio de Educación Nacional de Colombia).

    1. Retroalimentación para escribir correctamente.
      Hola Lina,
      Al leer tu post, me sentí identificada contigo. De hecho es algo que estamos trabajando con insistencia en mi Unidad Académica la ESIQIE, en Formación Básica tenemos la Academia de Integración Básica, que precisamente conjunta Unidades de Aprendizaje tendientes a robustecer y afinar las competencias de expresión oral y escrita para nuestros futuros ingenieros. En la Academia se han instituido estrategias para lograr esto, dando mayor énfasis a la comunicación oral. Pero, ahora que lo mencionas es también de suma importancia la producción de textos reflexivos y congruentes lo deseable es que éstos sean de la autoría de los propios alumnos.
      Interesante aportación la que nos compartes, ¡gracias!
      Saludos
      Fabiola Escobar
      Academia de Física
      Escuela Superior de Ingeniería Química e Industrias Extractivas- IPN

  18. De formador evaluador-rajador a sugerente-propositivo

    Profesor Pinto.
    Es muy alentador reconocer la propuesta que realiza frente a como la escritura académica se debe convertir, más que en un producto, en un proceso (p. 11). Sin embargo, esta postura conlleva a pensar en las dinámicas que como formadores de los proceso escritural debemos asumir; es decir, el cambio en nuestro rol de evaluadores a sugerentes y propositivos con el estudiante. En dicho sentido, ¿Qué sugerencias propone a los formadores que quieren apostar por un proceso escritural diferente?

    Paula Andrea Rendón-Mesa
    Profesora
    Facultad de Educación
    Universidad de Antioquia
    Medellín-Colombia

    1. Mejorar la capacidad para redactar escritos académicos
      Hola Andrea,
      Es por demás interesante lo que cuestionas, si me permites a título personal considero debemos comenzar primero por aprender a leer; incrementar nuestra velocidad de lectura; desterrar nuestros malos hábitos; leer contenidos y literatura científica y de nuestro interés. Ese a mi juicio será el primer punto a atender, sólo entonces podríamos pasar a la siguiente fase que es saber escribir. Te comparto con tristeza los datos que tenemos no sólo en México, también en América Latina los analfabetas funcionales van a la alza. De acuerdo con Flacso México (2016) el notable investigador chileno Waissbluth revela que: “[…] los datos de las pruebas internacionales de calidad de la educación el 60% de los adultos son analfabetas funcionales en América Latina”.
      Saludos
      Fabiola Escobar
      Academia de Física
      Escuela Superior de Ingeniería Química e Industrias Extractivas- IPN

      Referencias bibliográficas:
      FLACSO México (2016). [Fecha de consulta: 4 de junio del 2018], Disponible en: http://www.flacso.edu.mx/noticias/America-Latina-un-continente-de-analfabetas-funcionales

  19. Un cordial saludo para todos.

    Profesor Pinto, en cuanto a los estudiantes en situación de discapacidad (visual, auditiva, etc). Qué recomendaciones nos podría regalar para mejorar los procesos de escritura académica? ¿Escapa de esta comunidad las reflexiones realizadas en la investigación realizada?

    1. Discapacidad visual y auditiva.
      Hola Edgar Johan,
      Es muy interesante lo que planteas, a mi juicio NO debería excluirse esta parte de la población en ninguna nación. Lo cierto es que considero que para lograr que lean y escriban las personas con las discapacidades que tu refieres, necesitan tanto del apoyo de un tutor o sus padres, y de profesores con paciencia a prueba de todo. En la historia de la humanidad se narra el caso Hellen Keller y la mancuerna que hizo con Anne Sullivan. Considero que la fórmula que dio resultado para que Hellen lograra lo que logró fue: constancia + tenacidad = lograr lo imposible.
      Saludos
      Fabiola Escobar
      Academia de Física
      Escuela Superior de Ingeniería Química e Industrias Extractivas- IPN

  20. Por otra parte, me llama fuertemente la atención un aspecto relacionado con la rigurosidad en los procesos de escritura académica, tienen alguna relacion con la ideosincracia de los estudiantes? ¿Es posible realizar ejercicios de escritura académica desde lenguas autóctonas, sin pérdida de rigurosidad?

    Muchas gracias.

    Facultad de Educación
    Universidad de Antioquia
    Medellín-Colombia

  21. PRÁCTICAS DE LITERACIDAD ACADÉMICA
    EN LA ENSEÑANZA DE LAS MATEMÁTICAS

    * A partir de la lectura del documento y de algunas experiencias de aula, hago las siguientes reflexiones:

    *El proceso de escritura debe apoyarse de la lectura constante, construyendo en los estudiantes argumentos disciplinares y epistemológicos que enriquezcan su lenguaje para describir situaciones en diversos campos

    *Se debe romper el paradigma de que las matemáticas están aisladas de los procesos de lecto – escritura e involucrar estos de manera que los estudiantes se entrenen para describir de manera literal los objetos matemáticos y sus características.

    * El uso de las redes ha promovido el manejo informal del lenguaje impidiendo a los jóvenes construir textos coherentes y bien argumentados.

    *Al leer una producción textual de un estudiante no se debe tomar para calificar, sino para corregir se debe hacer la realimentación de los textos hasta que los estudiantes sean capaces de corregir sus errores de escritura y redacción, dando importancia a la estructura gramatical y la ortografía.

    * Tanto estudiantes como docentes debemos concientizarnos del objetivo que tienen nuestros escritos y a quién van dirigidos para ajustar el lenguaje y estructura de los textos

    *Debemos estar abiertos a las correcciones y sugerencias de personas externas para corregir y producir textos interesantes y amenos.

    *Un texto debe llevar el sello personal del autor, el lenguaje usado aunque sea técnico, formal o riguroso, no debe mostrarse exagerado o rebuscado, pues no impresionará, sino que perderá comprensión.

    Agradezco todos sus aportes

    YETZA XIMENA DÍAZ PINZÓN
    UPTC – I.E. JULIUS SIEBER
    TUNJA COLOMBIA

    1. Reflexiones
      Hola Yetza,
      Me llaman mucho la atención tus reflexiones. Retomo el punto de tener la capacidad de aceptar sugerencias y correcciones, sólo así podremos mejorar. En este Seminario, se ha insistido mucho en la relevancia de la lectura reflexiva, incluso en matemáticas. No obstante, a mi juicio todavía al menos en México no tenemos libros de texto donde de forma inexorable previa a resolver ejercicios de matemáticas, primero se mida si el alumno comprendió la teoría.
      Saludos
      Fabiola Escobar
      Academia de Física
      Escuela Superior de Ingeniería Química e Industrias Extractivas- IPN

Comienza tu participación con un título breve (tres palabras) que resuma el tema de tu comentario o pregunta. Al final, añade tu nombre e instancia académica en la que laboras o estudias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s